Plato lunar

39,80

En la cocina hay muchas elaboraciones que parecen de otro planeta. Y qué mejor base para esos platos que una vajilla que haga honor a nuestro querido satélite, la luna.

Cremas con crujientes, postres, emplatados minimalistas… Estoy segura de que se te ocurren mil maneras de aprovechar este plato tan particular.

El plato, además de tener una textura rocosa aguanta perfectamente temperaturas por encima de los 1000ºC. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que si por algún extraño motivo se te ocurre preparar algo directamente en el plato, vas a poder hornearlo sin ningún tipo de problema y además el plato se mantendrá caliente durante mucho, mucho tiempo.

Supongo que no hace falta decir que el plato se puede meter al lavavajillas sin ningún tipo de problema y tres cuartos de lo mismo con el microondas.

Por cierto, cuando lo pruebes me gustaría que me enviases una foto de tu emplatado, me haría mucha ilusion! 🙂

 

 

Agotado