Plato nido

39,80

Muchas veces en la gastronomía simulamos la forma del nido mediante elaboraciones creadas a partir del mismo producto.

Pero ¿por qué no simular el nido con la cerámica en vez de hacerlo con el propio alimento?

Al tener un plato que simula el nido de un ave, sólo tendremos que preocuparnos de crear la parte del «huevo» pudiendo así concentrarnos en el núcleo del plato y prestándole toda la atención que se merece.

Cuando el emplatado esté finalizado la fusión plato-comida será total y no habrá más elementos que nos distraigan del concepto principal que queramos transmitir.

Agotado