Plato plano arenisca

25,00

Realzar es realzar. No es eclipsar, no es disfrazar, no es tapar. Es algo mucho más elevado: es hacer que una receta destaque aún más.

Esto es lo que logra el Plato Arenisca. Consigue su objetivo como el resto de platos de esta línea: casi sin esfuerzo. Estos platos logran ese efecto que buscamos el 90% de los cocineros: destacar nuestra elaboración por delante del resto pero sin perder la integración con la loza. No es tan difícil.

Este plato tiene una base muy clara que hace que contraste con el producto. Está acompañado de un trazo esmaltado de color verde con burbujas en un verde más oscuro que dan aún más dinamismo a la pieza. Además, su forma irregular hace que te olvides de que estás comiendo sobre un plato y te traslada a un escenario donde todo lo demás desaparece.

 

 

Agotado