Plato rojo cuadrado

25,00

Desde aquí quiero pedir un fuerte aplauso a los que inventaron la merienda-cena. Un recurso fantástico para esos días en los que nos entra hambre a deshoras pero es demasiado tarde para merendar y demasiado pronto para cenar. Además, es muy saludable, ya que según dicen los expertos no es nada recomendable irse a dormir con el estómago lleno.

Pues bien, me gustaría dedicar este plato a toda esa gente que merienda-cena a menudo. A toda esa gente que le va el rollo del picoteo, los pintxos y los entrantes para empezar y acabar.

Y se lo quiero dedicar con este plato. Plato perfecto para esas situaciones en las que tienes que servir una comida de batalla, con elementos variados y que no hagan falta cubiertos. Con un diseño diferente muy alejado de los típicos platos de porcelana.

Si eres de comer con las manos, este es tu plato.

1 disponibles