Emplatar bocadillos

Cómo emplatar bocadillos

Cómo emplatar bocadillos

Emplatar bocadillos

Emplatar bocadillos es algo que pocas personas se plantean porque creen que un bocadillo no es merecedor de nuestro esfuerzo. Yo, desde mahaian.com quiero reivindicar el derecho del bocata a un emplatado digno.

 

Qué bocadillo voy a emplatar

Antes de empezar a colocar cosas sobre el plato tenemos que tener en cuenta el bocadillo que vamos a emplatar, ya que no es lo mismo el emplatado de un bocadillo de calamares, un bocadillo de lomo con pimientos o un bocadillo vegetal.

Cada bocadillo tiene su gama cromática y, por lo tanto, colores complementarios y suplementarios y en base a este color escogeremos el color del plato.

De momento nos guardamos el color del bocadillo en la cabeza: en este caso será un bocadillo de pollo empanado con pimientos, por lo que el color rojo-anaranjado es el que prima.

emplatado bocadillo

 

Escoger el color del plato

Ahora que tenemos claro cuál es el color del alimento vamos a escoger el color del plato.

Para ello, decidiremos si lo que nos interesa es que el plato se “fusione” con el bocadillo o, por el contrario, si queremos que el plato destaque sobre la loza.

Para eso miraremos la tabla de colores suplementarios y complementarios.

círculo cromático

Si nos interesa que los dos elementos vayan en la misma línea escogeremos los suplementarios y si queremos que contrasten escogeremos los complementarios.

Yo he escogido un color azul-grisáceo porque es un color complementario del naranja y esto hará que el bocadillo cobre más importancia dentro de la composición.

 

Platos para emplatar bocadillos

Ya que sabemos el color del plato que vamos a utilizar, debemos escoger la forma de este.

Para emplatar un bocadillo yo recomiendo 3 formas: las rectangulares (mis favoritas), las cuadradas y las tejas.

Lo que es casi imprescindible es que utilicemos un plato plano. Todos sabemos que los bocadillos por su naturaleza semi-cilíndrica cuando van cargados de condimento tienden a ser altamente inestables. Por esta razón no podemos ponerlo sobre un plato con bordes, ya que estos harán que nuestro bocata no asiente como es debido.

 

Platos rectangulares

Los platos rectangulares son ideales para el emplatado de un bocadillo, ya que se adaptan perfectamente a este dejando un pequeño juego para ponerlo en paralelo o en diagonal a la línea del plato.

plato rectangular

 

Platos cuadrados

Ideales para cuando tenemos mucha guarnición o diferentes tipos de salsas. Cuidado con estos platos, puesto que si no llenamos el espacio vacío el bocadillo quedará muy “abandonado” en el centro del plato y parecerá algo pobre.

Plato cuadrado

 

Tejas

A mí, personalmente las tejas no me gustan demasiado para el emplatado de un bocadillo, ya que lo envuelven mucho y hay  hasta veces que el plato queda más alto que el propio bocata.

Plato teja

 

Tipos de guarniciones

Existen multitud de guarniciones que pueden acompañar a un buen bocadillo, pero tenemos que ser conscientes de que el bocadillo es un alimento que se come con las manos, por lo que la guarnición ideal siempre será una que se pueda comer de la misma manera.

Unas patatas fritas, pimientos fritos o nachos suelen ser lo más típico.

Recomiendo poner la guarnición en el mismo plato del bocadillo, pero a un lado y en poca cantidad para que no le quite protagonismo. Si se quiere poner más guarnición se puede colocar en el centro de la mesa en un cuenco o en un plato básico.

 

Posición del bocadillo en el emplatado

A la hora de emplatar un bocadillo en un plato rectangular no tenemos muchas formas de colocarlo .

Yo he escogido una composición en diagonal para darle más dinamismo al plato y para que el bocadillo no abarque el total del plato, diferenciando así perfectamente el espacio del plato principal de el de la guarnición.

Presentación bocadillo